30 de mayo de 2018

Mi visita a Bodegas Portia.



Desde hace mucho tiempo tenía muchas ganas de conocer esta bodega, no solo por sus vinos, sino por su impresionante diseño.
Bodegas Portia apostó por el arquitecto Norman Foster, y tras varios diseños, al final, el resultado fue un edificio de 12.500 metros cuadrados, dividido en 3 plantas. Se inauguró en 2010, y se encuentra en Gumiel de Izán (Burgos), en plena zona de Ribera del Duero.  Pertenece al grupo Faustino.


Para su construcción empleó como materiales el acero, la madera, el cristal y el hormigón. Su diseño es como una flor de tres pétalos, y en cada uno de ellos hay una nave destinada a una fase de la elaboracíon del vino.





En el primer pétalo está la recepción y elaboración, aquí es donde el mosto fermenta para pasar a vino. En el segundo, es la fase de crianza de los vinos de barrica, y en el tercer, es donde pasan de barrica a botella. Todos estos pétalos están unidos en una parte central, donde se encuentra el restaurante, la tienda, y  la cafetería.

Hasta sus escaleras tienen un diseño especial.


Antes de empezar la visita catamos Portia Verdejo, su primer vino blanco, D.O. Rueda, con una tapa de calamares en su tinta, con arroz inflado y ali oli de tinta de calamar.


Comenzamos la visita en la zona de fermentación, en estos depósitos de acero inoxidable los azúcares del mosto se transformarán en alcohol.


Tuvimos la oportunidad de probar el vino directamente desde los depósitos.



Después pasamos a la sala donde se encuentran las barricas, de roble americano y roble francés.


Y la última zona, es la sala de botellas, o botellero,  hay una sala más pequeña, en la que las botellas que hay son depósitos de clientes,  y otra grande, ambas salas son diseño de Norman Foster, inspirado en una biblioteca de Manchester,  las botellas se colocan manualmente, y están colocadas con una ligera inclinación

Otro de los detalles de esta bodega es que en las salas aparece una luz de color rojo, para señalar la línea del suelo exterior.


Después de visitar la bodega pasamos al restaurante Triennia Gastrobar, donde Germán Arroyo nos realizó todo un menú de lujo.


Nuestro menú se componía de:
  • Gazpacho con manzana aromatizada en remolacha y brotes frescos.
  • Corte de foie caramelizados con pera y piñones.
  • Láminas de gambas, vierira impregnada y emulsión de sésamo y wakame.


  • Empanadilla de buey y salsa brava thai.
  • Bacalao crocante, pasta fresca aliñada con toque de encurtidos.
  • Terrina de pato rustia, polvo de kiko y vegetales salteados.

  • Corte de praliné, migas dulces y helado de leche. 

Los vinos del maridaje fueron: Portia Roble, Crianza, Prima, y Triennia.


Además de las visitas guiadas en cuatro idiomas, Bodegas Portia tiene muchas actividades, como talleres olfativos, taller de aromas, y catas.  En el restaurante puedes encontrar menús a base de tapas y vinos, o menús de distintos precios, en unos se incluye la visita a la bodega, y en otros no.
También os quería comentar que la bodega tiene exposiciones temporales de pintura y escultura.

Solo me queda agradecer a Portia, y a Jaime de Yalocatoyo.com por hacernos tan agradable la visita.



Si queréis más información, o reservar podéis entrar en su web 




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Espero tus sugerencias

Blogging tips