18 de abril de 2018

Cata nuevas añadas Fillaboa


Hace unos días estuve en una cata de las nuevas añadas Fillaboa, de la Corporación Masaveu, estuvimos catando 2 vinos blancos y una sidra de hielo.

Estos vinos albariños son característicos de la zona de Salvaterra do Miño, Pontevedra; procedentes de las 12 parcelas de viñedos propios de la bodega, elaborados con levaduras autóctonas y con una agricultura integrada de máximo respecto al medio ambiente.



La vendimia, que se realiza de forma manual, es un trabajo delicado y meticuloso que trabaja cada parcela por separado, llegando a la bodega en cajas de 12 kilos, donde una parte de la uva se descarga directamente en la prensa neumática para su prensado directo y otra parte,seleccionada en el viñedo, pasa a macerar en un depósito previo a su prensado. Tras el desfangado de los mostos, pasan a bodega para fermentar en depósitos de acero inoxidable, con temperatura controlada. Las levaduras son autóctonas, seleccionadas en la propia finca.



-El primer vino que tomamos fue Fillaboa 2017, la variedad es 100% albariño, están fermentados en acero inoxidable a baja temperatura, y conservando los vinos ya hechos sobre las lías finas, y los mantienen así en rama hasta el embotellado.
 NOTA DE CATA 
Vista: Color amarillo pajizo con tonalidades verdosas, limpio y brillante.
Nariz: Alta intensidad de aroma, fruta madura, piña, manzana, mango y cítricos. Muy franco y aromático.
Boca: Entrada suave y sabrosa. El paso de boca es largo, con un gran equilibrio de sabores y una acidez bien integrada. Es un vino fresco y afrutado, con buena estructura, muy redondo y largo postgusto.  un albariño lleno de matices, frutal y muy agradable en el paso de boca.


-El segundo vino fue Fillaboa Selección Finca Monte Alto 2016, variedad también 100% albariño,

con fermentación alcohólica con temperatura controlada, en el inicio 14ºC para terminar con 16ºC. Utilizan levaduras autóctonas seleccionadas, y mantienen el vino sobre las lías finas mínimo 12 meses, en este caso ha estado 13 meses sobre lías siempre en depósito de acero inoxidable. Después de ese tiempo el vino se estabiliza por frío, filtra por tierras diatomeas y se embotella.
NOTA DE CATA
Vista: Color amarillo pajizo, limpio y brillante.
 Nariz: Aromas de manzana, cítricos, recuerdos de panadería, alta in- tensidad de aromas, muy franco.
Boca: Suave en el ataque, se perfila con gran estructura, buena acidez y larga persistencia. Fruta madura vía retronasal que le hace ser un vino muy largo. es un gran vino blanco, con gran intensidad en todos sus atributos.

-Por último Sidra de hielo Valverán.
Para la elaboración de cada botella de esta sidra se necesitan 20 manzanas seleccionadas de la plantación de El Rebollal (Asturias).

Para la elaboración las manzanas son escogidas a mano, recogidas en cajas, lavadas y examinadas por segunda vez en mesa de selección. Una vez seleccionadas, se trituran y se prensan, y el mosto obte- nido se decanta en depósitos de acero inoxidable mediante aplicación de frío. Una vez clarificado se procede a su congelación, recreando en el llagar los efectos de las heladas, y concentrando de esta manera los azúcares de la manzana de forma natural . Tras un proceso lento de separación del hielo y el mosto, la esencia obtenida fermenta durante 10 meses a una temperatura de 10º C.

NOTA DE CATA
Color / Vista: Color oro envejecido, con reflejos cobrizos, limpio y brillante
 Aroma / Nariz: Nariz compleja, muy aromática, con sensaciones dulces de fruta desecada, orejo- nes (melocotón pasificado). Predominio de aromas cítricos como la fruta de la pasión, o la cáscara de naranja confitada, y manzana madura.
Sabor / Boca: Presenta un gran equilibrio acidez/dulzor con un paso por boca dulce y goloso, recordando la miel. Es amplio, persistente, con un complejo e intenso bouquet, elegante, fino, con un final ácido que otorga frescura y lo hace largo e inolvidable .


Fillaboa es la única bodega de Galicia integrada en Grandes Pagos de España, asociación que se dedica a promover los vinos españoles de alta calidad vinculados a la singularidad del terruño del pago donde nace.


En 1974 comenzó la primera inversión de la familia Masaveu en el sector vitivinícola con Bodegas Murua, continuando así los pasos iniciados por su antepasado, Federico Masaveu Rivell, que ya poseía plantaciones de viñedos a mediados del siglo XIX en Castellar del Vallés, de donde es originaria la familia.

Si necesitas más información puedes visitar su web , o su tienda online

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Espero tus sugerencias

Blogging tips