14 de julio de 2016

¿Las mujeres prefieren vino blanco o tinto?




 Las mujeres tenemos fama de que preferimos los vinos blancos y los espumosos, o incluso los rosados, todos estos vinos son más suaves. Estas teorías antiguas están cambiando, ahora valoramos más el producto e incluso la propia historia y filosofía de la bodega.

 Castilla la Mancha es el viñedo más grande del mundo y la región más exportadora de vino en España. Más concretamente la ciudad de Tomelloso es una de las que más bodegas alberga por la altitud y el clima de la zona, con pocas precipitaciones, favorecen el cultivo de la vid, y es una de las regiones con viñedos de más antigüedad. Un ejemplo de esto son las Bodegas y Viñedos Verum donde algunas de sus cepas tienen  más de 50 años, . Sus distintas variedades de uva  (Chardonnay, Sauvignon Blanc,  Gewürztraminer, Merlot, Cabernet Sauvignon, Sirah, Cabernet Franc,  Petit Verdot,  Tempranillo, Malvasía,  y  Airén) nos permiten acercarnos al vino de una forma natural, no importando si es tinto o blanco.

En cuanto al maridaje de los vinos, hoy podemos tomar un vino blanco con carne o pescado, por ejemplo yo tomaría cualquiera de los vinos blancos de las Bodegas Verum con alguna receta de cordero, con sus frescos aromas de fruta blanca (VERUM TERRA AIRÉN), fementados en barricas de roble (CUVÉE 1222) o con aromas primarios de varietales de fruta (VERUM SAUVIGNON BLANC–GEWÜRZTRAMINER)


Además de estos vinos blancos también podemos elegir un vino Verum Malvasía, que es un vino cargado de aromas florales, con buena acidez , esta variedad de uva se encuentra sobre todo en Canarías, por eso nos puede llamar la atención que Castilla La Mancha haya apostado por ella.  Este vino combinaría perfectamente con unos  medallones de cordero al horno con salsa de frutos rojos,



Si analizamos un vino tinto y uno blanco, encontramos que ambos son una fuente de minerales, polifenoles y macronutrientes y éstos son muy similares en ambos. En cuanto a la composición nutricional del vino tinto vemos que éste contiene más calorías y más grado alcohólico. Por cada 100 gramos, encontramos 70 calorías, en el tino, mientras que en el blanco hay 61. Esta es una de las razones por las que se piensa que las mujeres preferimos el blanco,  engorda menos que el vino tinto.


Ahora, las mujeres nos estamos imponiendo en el consumo de vino, antes era raro ver a una mujer en una cata de vinos, era un campo dedicado solo a los hombres, estamos formando parte de esta cultura del vino. En las catas de vinos y espumosos que he asistido puedo asegurar que el número de mujeres era bastante mayor del que normalmente pensamos que acuden a estos lugares.

Hay una igualdad entre las mujeres para consumir un vino blanco o tinto, no hay vinos femeninos o masculinos. En materia de vinos, somos más abiertas y receptivas y mejores compradoras que los hombres, nos fijamos mucho más en todos los detalles, y no solo en el diseño de la botella, sino en el contenido. Las mujeres estamos mucho más dispuestas a probar nuevas variedades, y aceptamos mejor las sugerencias


Antes había muy pocas enólogas, y casi ninguna sommelier, hoy cada vez se amplia más su participación en esta cultura del vino. Hemos encontrado nuestro espacio en este mundo originariamente masculino.



Actualmente, 6 de cada 10 mujeres prefieren vino tinto, frente al blanco, y piden ahora más vino que hace unos años.
Nosotras tenemos fama de que preferimos los vinos blancos y los espumosos, puede ser porque son bastante más suaves que los tintos. En ocasiones también se dice que consumimos más  rosados.

Me gustaría que cuando un hombre y una mujer piden dos vinos, uno blanco y otro tinto,  se pregunte siempre para quién es cada uno, y no por costumbre se elija siempre el blanco a las mujeres.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Espero tus sugerencias

Blogging tips