26 de agosto de 2015

Trattoria Alfredo, disfruta de la gastronomia italiana en el corazón de Málaga




La trattoria Alfredo es un restaurante italiano con un ambiente cálido y familiar. Si quereis algo distinto al típico pescaito malagueño, debeis pasar por aqui. Está situada en la Plaza de la Merced, una de las principales plazas del centro de la ciudad, que tiene un ambiente muy alegre. 


Nosotros tomamos una pizza 4 quesos, una tropical y una pizza bianca carbonara, pero tambien tienen pasta, risotto, carne, ensaladas... Las pizzas eran finas y crujientes y los ingredientes eran abundantes y sabrosos.


Para el postre pedimos volcán de chocolate (muy rico) y tarta de limón (un poco insípida). Probablmente la próxima vez probaré el clásico tiramisu o los profiteroles, que también tenía buena pinta.


El lugar es muy acogedor, con una decoración vintage que recrea las trattorias tradicionales italianas, y no descuida ni el baño. Mi única pega fue que el servivio aunque amable y atento, andaba algo lento, pues tardaron bastante entre plato y plato pese a que el local no estaba lleno, si bien nos explicaron perfectamente los ingredientes de los platos y preguntaban si estaba todo a nuestro gusto. Se notaba que eran italianos de verdad, y no solo en el nombre si bien habian españolizado algo la carta. Tiene menu del día aunque ya de por si la relación calidad/precio está bastante bien. Yo he vuelto varias veces y os recomiendo que vayais a conocerla.


19 de agosto de 2015

Libro de recetas de tapas y pinchos de David Caballero


En este libro encontrarás las recetas de tapas, pinchos, montaditos, platillos, brochetas y bocaditos más clásicas junto a las más atrevidas, pensadas en menús completos para cada momento. Todo aderezado con la gracia y las anécdotas de David Caballero que, además de deleitar nuestro paladar, nos recomienda las mejores bebidas para acompañar cada plato y nos arranca una sonrisa en cada receta.


Se reparten entre Tapas con amigos, La primera cita, Sin fuego que encender, Tapas con estrella, Un buen partido de fútbol, Typical Spanish e inspiradas en países como México o Japón, Con un par, Invitad@s vegetarianos y Souvenirs. Vamos que hay para todos los gustos!!: “ Hay multitud de ideas y platos para ir de tapas sin salir de casa, no falta nada: bravas, bomba, huevos estrellados, tortilla, croquetas, montaditos de rosbif… Se alternan entre tapas, pinchos, montaditos, platillos, brochetas y bocaditos más clásicas junto a las más atrevidas, pensadas en menús completos para cada momento. 


La formación y el reconocimiento culinario de David Caballero son muy extensos. Con un grado superior de hostelería y turismo a las espaldas y una gran cantidad de cursos de pastelería y chocolatería, este joven cocinero vocacional ganó en 2010 el concurso Jóvenes Cocineros de Cataluña. Después de una gran trayectoria como docente, creó su propia empresa, Estudi Gastronòmic, dedicada a la asesoría de empresas de restauración y alimentación, así como a la creación de recetarios, recetas, fotografías para páginas web y revistas. Actualmente compagina este trabajo que tanto le apasiona con demostraciones para diversas empresas del sector y colaboraciones en la revista CUINA.


Recetas de tapas y pinchos
David Caballero
Nº de páginas: 256 págs.
Editorial: NOW BOOKS
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
 ISBN: 9788416245154
Año edición: 2015
Plaza de edición: ESPAÑA

12 de agosto de 2015

Viajar a Lisboa: donde comer


Si quereis hacer una escapada, una de las capitales europeas más cercanas es Lisboa. Yo he estado ya varias veces y la he visto crecer y conservar su encanto con los años.  Bacalao, sardinas, quesos, dulces... la gastronomia portuguesa es muy rica y hoy quiero dejaros unas cuantas recomendaciones de lugares que no debeis perderos:


Empezamos por el desayuno: un clásico es Pasteis de Belem ( R. Belém 84-92, 1300-085 Lisboa, Portugal) que debeis tomar en la pasteleria cercana al monasterio delos Jeronimos. Suele haber cola para comprarlos para llevar, por eso recomiendo que entreis en uno de sus salones para tomarlo alli mismo con un cafe. El ambiente es muy agradable y está a buen precio, además de que el servicio es ágil y rápido.


Pero además quiero presentaros otra propuesta: entrando en Pollux (243 R. dos Fanqueiros) es aparentemente unos grandes almacenes de menaje del hogar, pero en su último piso tiene una cafetería con unos vistas impresionantes al elevador de Santa Justa y al resto de la ciudad. No hay servicio de camareros y aunque no hay gran variación, merece la pena probar su bolleria o sus tostas.



 Pero si lo que quereis es un clásico de la ciudad, teneis que pasar por la Confiteira nacional (Praça da Figueira 18B). También teneis que probar la que dicen que es la mejor tarta de chocolate en Landeau (R. das Flores 70).



También hay muchas tiendas interesantes, sobre todo de conservas como la  Queijaria Nacional( 151, Rua da Conceição 8) y Loja das Conservas (182, Rua do Arsenal 130). La variedad y los colores y formas de las latas son como para llevarselas todas!


Uno de mis grandes descubrimientos ha sido la tienda A vida portuguesa desde sempre (Rua Anquieta 11 – perpendicular a Rua Garret), donde quieren recuperar productos y marcas típicos portugueses y artesanos. Tienen productos de papeleria, cocina, y belleza e higiene, libros... merece la pena aunque sea solo por entrar a curiosear. 


Ahora llega el momento de comer. Empezamos por un plan divertido: tomar tapas en el Mercado da Ribeira (Av. 24 de Julho 50). Además del precioso edificio hay una zona donde hay distintos puestos y puedes disfrutar de cocina de autor, asiàtica, pizzas o hamburguesas, pescado fresco, ostras, helados, dulces. Además hay algunos puestos clásicos de mercado también. Si lo que quereis es un buen arroz con marisco en Restaurante Marisqueira Uma (R. dos Sapateiros 177) o Cervejaria Ramiro (Av. Almirante Reis nº1 - H, 1150-007).


Un sitio más especial es el Restaurante A Praca ( Rua Rodrigues Faria, n.103 - Edifício H, Espaço 0.01 1300-501 Lisboa -) . En el lugar donde estaba la fábrica de Lux lo han rehabilitado y en las viejas naves ahora hay montón de tiendas y restaurantes en un gran ambiente. Yo me quedé en este restaurante porque me parecia el más variado, pero también había sitios para comer buen sushi, hamburguesas y pizzas, además de cafeterias para probar brigadeiros, crepes y más dulces.


Para la merienda vamos a probar un helado podeis probar en Gelato mu (Campo Martires da Patria 50), gelato therapy ( Rua da Madalena, 83, Baixa ), santini ( R. do Carmo 9, ). En todos ellos teneis helados cremosos con amplia variedad de sabores y locales con estética muy cuidada.



Para la cena vamos a probar un buen pescado: Hay millones de tipos de bacalao, asado, a bras, frito... siempre acompañado de arroz y frijoles, y las sardinas a la brasa son una delicia. Os recomiendo Restaurante Faz Frio ( R. Dom Pedro V 96, 1250 Lisboa, Portugal). Si teneis tiempo os recomiendo cruzar el tajo y caminar hasta Ponto Final (Cais do Ginjal 72, Cacilhas, Almada 2800-284, Portugal). Es algo más caro pero las vistas merecen la pena, ya dedicaré un post en exclusiva.


Acabamos con la versión portuguesa del gintonic, el Portonic: podeis probar en una de las tascas del barrio alto en la Rua Diário de Noticias o  en calle, en una terraza de la plaza del rosio o de la plaza del comercio.


Os dejo el mapa completo:

 

Ahora espero que me conteis vuestras recomendaciones para cuando vuelva!!

5 de agosto de 2015

Taberna Salinas, cocina tradicional cordobesa


Si pasáis por Córdoba y deseáis disfrutar de su gastronomía, os recomiendo pasar por la Taberna Salinas. Fuimos por recomendación de un amigo y la verdad es que salimos totalmente satisfechos, la relación calidad precio es inmejorable y el trato fue muy amable y cercano, siempre atentos a si necesitábamos algo más o si nos había gustado todo.  No se hacen reservas y en ocasiones tienes que esperar en la puerta, pero merece la pena,


Nosotros pedimos las típicas berenjenas con miel de caña, un potaje con manitas de cerdo y una ensalada de naranja y bacalao. Las raciones son abundantes y se nota que está recién hecho.


También probamos los clásicos flamenquines de jamón, acompañados con patatas y ensalada.



Lo acompañamos con un tinto de la zona, es el único pero de la comida, ya que no era gran cosa y lo sirvieron muy frío para ser vino tinto.


Los postres fueron: pastel cordobés (hojaldre relleno de cabello de angel), tocino de cielo (casero) y un pastel de chocolate en varias texturas muy rico.


Además el lugar es maravilloso. Está en un palacio muy céntrico con un patio precioso, lleno de luz. El suelo es una delicia y las paredes están decoradas con utensilio de cocina y carteles antiguos. Luego hay pequeños salones donde las mesas están algo pegadas, pero no se nota demasiado ruido.


Buena comida, buen lugar y buen precio, por mi parte es un lugar completamente recomendable!



Blogging tips