8 de diciembre de 2013

Dulces de convento o de las monjas: Recetario de Sor Maria Isabel y Expoclausura 2013



Tras los muros de monasterios y conventos se han guardado durante siglos los secretos de algunas de las recetas más antiguas de nuestra repostería. Cien por cien artesanales, de producción limitada y cocinados con la dedicación característica de la vida monacal. Suspiros y pellizcos de monja, lazos de San Guillermo, tocinos de cielo, glorias, corazones de obispo, orejas de fraile, Mazapanes, roscos de vino, delicias de frutas, trufas, roscones de huevo, rosquillas, bocaditos de nata, tejas (galletas crujientes), pastas con frutos secos o yemas de Ávila, del Monasterio de Santa Teresa de Jesús, en Ávila; los dulces de las Hermanas Clarisas en sus conventos de todo el país; las yemas de San Leandro, del convento de San Leandro, en Sevilla; o los Dulces de la Concepción, huesos de santo, los alfajores, muchas de las rosquillas típicas de fiestas tradicionales o polvorones y mantecados propios de la Navidad. Nombres y recetas que han resistido el paso de los años.


En la Edad Media, sólo los castillos y los conventos disponían de obrador e iban recopilando recetas gracias a las novicias que al tomar los hábitos aportaban las recetas familiares. Su aislamiento ha permitido preservar la tradición y la técnica artesanal repostera. Las monjas de clausura elaboraban los dulces para agradecer ofrendas o agasajar a sus benefactores pero con la desamortización de Mendizábal en 1836 se vieron abocadas a comercializar estos productos y Pio XII, en 1950 apoyó esta actividad como forma de garantizar el sustento.


Se venden al público a través de los famosos los tornos en conventos como el de Santa María de Jesús en Ávila, Villaverde de Pontones en Cantabria, el de Tordesillas, el de la Purísima Concepción de Sevilla, el de Santa Clara de Jesús de Estepa o el de Aguilar de Campoo, las benedictinas de Alba de Tormes, o las agustinas de San Leandro, o las jerónimas del madrileño convento del Corpus Christi, o las hermanas concepcionistas franciscanas del monasterio sevillano de Santa María del Socorro o las jerónimas de Santa Paula. 



El éxito de estos dulces han hecho que además de la venta de dulces de los conventos (para llevar de recuerdo de algunos lugares de España) se hayan lanzado a la venta online directamente (ej Santa clara de aguilar de campoo) o a través de plataformas conjuntas (la Tahona del convento,  de clausura , monasterios y conventos). 

También han sacado libros entre los que destacan Los Dulces del Convento y Mermeladas y Conservas del Convento (Ed. Cúpula) y la trilogía de Sor María Isabel La cocina, los dulces y los pucheros de las Monjas (Ed. Martínez Roca), dominica del convento de Nuestra Señora del Rosario de Daroca (Zaragoza). Recogen de manera resumida un amplio abanico de recetas para el dia a día y fechas especiales con explicaciones claras y precisas.


Otro de los medios de divulgación son los programas en televisión como Bocaditos de Cielo y Divinos pucheros que se emiten en Canal Cocina y en el que, por primera vez, unas cámaras de televisión han entrado en un convento de clausura para rodar un programa en el que sor Liliana y sor Beatriz, concepcionistas franciscanas de Segovia, muestran sus habilidades de expertas reposteras a la vez que descubren los secretos de esta cocina con toques celestiales. 


Os recuerdo que como cada año se celebra Expoclausura en el Centro Comercial Abc Serrano (c/ Serrano, 61 y Pº de la Castellana nº 34, Madrid.) de Madrid y en Zaragoza (CENTRO COMERCIAL INDEPENDENCIA (EL CARACOL)) del jueves 5 de diciembre de 2013 al domingo 15 de diciembre de 2013 De 10 a 21 horas de lunes a domingo. Es una exposición dedicada a la venta de productos elaborados en Conventos de clausura y Monasterios de España (turrones, mazapanes, polvorones, hojaldres, pastas, tartas, vinos, mermeladas...).Organizan los conventos participantes para ayudar económicamente al sostenimiento de la vida religiosa de clausura, vendiendo los productos artesanales propios de las distintas Órdenes (Clarisas, Cistercienses, Mercedarias...) y comunidades de procedencia (Castilla-León, Castilla la Mancha, Extremadura, Andalucia, madrid, La Rioja, Galicia, Navarra, Cantabria, Asturias...). Cada año nuevas órdenes se suman a esta feria anual, yo fui el año pasado y os hable de ello aqui, intentaré ir también este año y contároslo.


Los has probado alguna vez? Cuales son tus preferidos? 

5 comentarios :

  1. Que bonita entrada, dan ganas de salir en busca de esos deliciosos dulces que hacen las monjas desde hace tantos años. Feliz puente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ummmmmmmmmmmmmmmmmmm me encanta Carmen. muakkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  3. Yo compre las yemas de Santa Teresa en Avila y estaban muy ricas.
    Si vas disfruta por todas las que no podemos asistir.besinos

    ResponderEliminar
  4. Es una labor imprescindible para conservar nuestras recetas típicas del país

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. Espero tus sugerencias

Blogging tips