31 de enero de 2013

Las cocinas de Palacio





El pasado jueves estuve viendo las cocinas del Palacio Real de Madrid, era una de las actividades de Gastrofestival, gracias a la colaboración de Patrimonio Nacional y el Ayuntamiento de Madrid hemos podido conocer estas centenarias cocinas. 

Estan situadas en los sótanos de la fachada oriental del palacio, dentro de las visitas guiadas esta parte del palacio no se enseña, y era una oportunidad única para conocerlas. No pude hacer fotos, ya que está prohibido en todo el palacio, por eso he tenido que buscar en la red.


Se conservan exactamente igual que en el siglo XIX y se han mantenido activas hasta hace apenas cinco años. 

Podemos imaginarnos, gracias a toda la documentación encontrada, como eran estas cocinas y como se cocinaba en ellas. La última ocasión en que las cocinas reales estuvieron a pleno rendimiento fue en 2004, en la boda de los Principes de Asturias.

La cocina tienen 3 grandes salas:
-La  primera de las salas es una cocina utilizada para repostería con mesas de madera ancladas al suelo y moldes de metal bien estañados para evitar problemas de intoxicaciones alimenticias.
Una de las cocinas, en la que sólo se hacían pan y todo tipo de repostería, destaca por su gran colección de moldes metálicos traídos desde distintos lugares del mundo para confeccionar tartas, pasteles, galletas y todo tipo de dulces.  Había un horno especial, solo para dulces y panes.



Hay muchos objetos curiosos, como éste, era una especie de prensa exprimidor, en el que  se preparaban por ejemplo, los zumos que bebía Alfonso XIII, el último rey que vivió en el palacio.




 Una de las principales preocupaciones de los médicos de Palacio era el hecho de que los moldes de cobre con los que está realizada toda la vajilla real estuvieran bien estañados para evitar problemas de intoxicación al confeccionar la comida.




-La segunda es la sala de despiece y preparación de alimentos, y cuenta con una despensa y la vajilla que utilizaba a diario el personal de servicio.


Aún se conserva una nevera, de madera por fuera, y por dentro de cinz, que funcionaba con bloques de hielo. Esta nevera es el armario de madera que vemos en la foto.





 Un office utilizado como sala de despiece y preparación de alimentos precede a la cocina principal, con vistosas piezas como sendos morteros de gran tamaño, y pilas gigantes para lavar y escurrir las verduras.



En esta foto podéis ver donde almacenaban los animales vivos, como gansos, gallinas y otros, antes de su despiece.



-En la tercera sala se encuentra la cocina principal, con un gran horno giratorio parisino del siglo XIX en el que se asaban las piezas enteras (terneros, corderos, cochinillos), dos fogones de hierro (uno francés y otro español) con salida de agua caliente, y un calientaplatos.






Podemos encontrarnos paellas gigantes.



Horno giratorio del siglo XIX, encargado a Francia,  en el que se asaban las piezas enteras, como terneros o cerdos. 




También nos podemos encontrar con varios calientaplatos  decorados con el escudo real, tenían unas ruedas para facilitar su traslado.




 En los momentos de más auge de las cocinas, con Alfonso XIII, el último monarca que vivió en palacio, según la intérprete de Patrimonio podían trabajar hasta cien personas en estas instalaciones, con acceso directo a la calle para la entrada y salida de mercancías.



Comedor de gala 
Antiguamente, el comedor se encontraba en otro salón, pero como la Reina Mercedes murió, se hizo el velatorio en esa habitación y Alfonso XII, cambió de lugar el comedor, y para que fuese más grande unió 3 salones, se pueden ver las columnas que lo dividen, y a partir de 1879 pasa a ser el comedor de gala.
En el centro del comedor hay una larguísima mesa imperial, que puede ser utilizada hasta por 140 comensales. El día que fui a visitarlo estaban recogiendo las sillas porque el día anterior había habido un banquete para el cuerpo diplomático, tambien se utiliza como salón de baile. Hay una habitación, al lado, donde se sitúa la Orquesta Real.
Destacan los jarrones de porcelana, los tapices y las lamparas de araña.
Como curiosidad, os contaré, que los reyes se sientan siempre debajo de la lampara de araña más grande, situada en el centro de la habitación, justamente es el centro de la mesa.
Cinco plantas separan este comedor de las cocinas, por lo que os podéis imaginar como llegaba de fría la comida, decía don Juan que él solo comía caliente cuando estaba de viaje.

Espero que os hayan gustado, las cocinas y el comedor, tanto como a mí.
Si no quereis perderos las novedades del blog, podeis suscribiros por email en la columna lateral del blog.



4 comentarios :

  1. Hermosa la entrada! Yo quiero tener mas espacio para juntar tantas cosas lindas!!!!
    Besos y gracias por cholulaje, me encanta!

    ResponderEliminar
  2. Hace un par de años estuve visitando el Palacio Real pero no visitamos las cocinas, supongo que no estarían abiertas al público. Es de lo más curioso ver estas cosas, a mi me encantan.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Nunca he estado allí, pero se ve muy interesante. Me gustaría que todo esto mete pronto ..Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado esta entrada.
    Por supuesto, también me hecho seguidora de este blog.
    Besinosssssssssssss

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. Espero tus sugerencias

Blogging tips