29 de abril de 2015

Utensilios de cocina: la olla


Una olla de hierro es una cazuela de paredes gruesas (normalmente de hierro fundido) con una tapa que encaja bien, que ha sido usada durante siglos para guisar, hervir, cocer... Además de la versión tradicional, han surgido otros tipos de ollas que pueden ayudarte en la cocina, veamos como son:

Olla express:
La olla a presión es un recipiente hermético para cocinar que puede alcanzar presiones más altas que la atmosférica. Debido a que el punto de ebullición del agua aumenta cuando se incrementa la presión, la presión dentro de la olla permite subir la temperatura de ebullición por encima de 100 °C (212 °F), en concreto hasta unos 130 °C. La temperatura más alta hace que los alimentos se cocinen más rápidamente llegando a reducir los tiempos de cocción tradicionales entre tres o cuatro veces.El funcionamiento consiste en que el recipiente tiene una válvula que libera el vapor cuando la presión llega al límite establecido; normalmente, la presión levanta un tope permitiendo que el vapor escape, manteniendo la presión constante (y por lo tanto la temperatura) durante el tiempo de cocción. Además tiene otra válvula de seguridad regulada a una presión superior a la normal de funcionamiento, porque si la temperatura interna (y por tanto, la presión) es demasiado alta, funcionaría esta válvula, dejando escapar la presión. El primer intento conocido de cocinar a presión ocurrió en 1679 cuando el físico francés, Denis Papin, que es más reconocido por su trabajo sobre el poder del vapor, inventó el digesteur o "digestor a vapor" en un esfuerzo por reducir el tiempo necesario para cocinar alimentos. 

Olla electrica:
Las ollas programables son un paso más avanzado tras las ollas exprés. En una olla exprés echas los ingredientes, la cierras, enciendes el fuego y lo apagas cuando lo estimas oportuno.
En una olla programable puedes definir que la comida se cocine con distinta presión y durante un tiempo predeterminado. Esto permite que te despreocupes de la cocina hasta un momento antes de servir la comida: echas los ingredientes, cierras la olla, la programas y a esperar. Todas las marcas de ollas programables vienen con un libro de recetas específico para ese modelo, pero en internet puedes encontrar muchísimas webs y foros donde la gente pone sus propias recetas.A la hora de elegir el tamaño

Olla de cocción lenta:
Estas ollas las inventa una empresa norteamericana para cocinar legumbres allá por los años ’70 y evolucionaron en poco tiempo para cocinar, muy lentamente, cualquier cosa que eches en su interior. La idea era poner la olla en funcionamiento al salir de casa por la mañana al ir a trabajar y encontrarte la cena lista cuando regresases a casa por la tarde.El aparato en cuestión es sencillo: una base que calienta una olla cerámica y dos mandos, uno para seleccionar la función ( cocinado lento, cocinado rápido y calentado) y otro para seleccionar el tiempo.


¿Cual es vuestra preferida? Yo he probado la olla eléctrica pero no termina de convencerme, y no he probado la olla de cocción lenta, aunque por lo que he oido consigue sabores muy intensos, lo que pasa es que requiere mucho tiempo. Mi preferida en todo caso es la olla a presión, reduce mucho los tiempos y consigue buenos sabores. Os dejo algunos consejos de uso:


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Espero tus sugerencias

Blogging tips