6 de diciembre de 2014

Degustación de cerveza Pilsner Urquell, sin filtrar.




Una vez al año salen unos cuantos barriles de edición limitada, para que algunos podamos degustar y conocer la cerveza Pilsner Urquell, y este año me han invitado a mi. Este evento tuvo lugar en Dickens (General Pardiñas, 71 Madrid) y os cuento todo lo que aprendimos:



Esta cerveza es densa, turbia al estar sin filtrar, con mayor cuerpo,  una vez abierto el barril apenas dura 48 horas. Vanessa nos contó que este espacio corto de vida se debe a que tiene todas las levaduras,  nosotros estuvimos tomando la que se envasó la semana pasada en Pilsner.


No se ha variado su formula, su método de elaboración tradicional es la triple decocción a fuego vivo, sus ingredientes son lúpulo de Saaz, cebada de Moravia y agua blanda de sus propios acuíferos.

Esta cerveza, de fermentación baja, nació en Pilsen (República Checa), en 1842, revolucionó la categoría con la creación de una cerveza dorada, transparente, refrescante y con un cuerpo equilibrado entre dulzor y amargor. 
  

Esta cerveza, catalogada como la mejor cerveza pale lager de 2013 según RateBeer, se puede degustar a diario en la fábrica de Pilsner Urquell en la ciudad de Pilsen directamente de las barricas situadas en los túneles subterráneos que conforman la bodega centenaria de la cervecera y, de manera excepcional, durante unos días en Madrid y Barcelona.

La cerveza fue desarrollada por el cervecero bávaro Josef Groll el día 5 de octubre de 1842, en la ciudad de Pilsen, en Bohemia, dando comienzo a su exitosa vida, debido a la gran popularidad que alcanzó desde un primer momento.  Groll hizo excavar túneles subterráneos para poder fermentar la cerveza en frío, tal como hacían los alemanes de Bavaria en las cuevas alpinas, lo que se conoce como estilo lager.


Cualquier cerveza que se denomine a sí misma como pilsner, pilsener o pils (más del 80% de las cervezas de todo el mundo) se refiere de una forma u otra a una variante de este estilo de cerveza. Actualmente el proceso de elaboración se mantiene intacto en la misma fábrica de Pilsen y con los mismos ingredientes especiales que hace más de 170 años, con el sabor original y único que la convierten en una cerveza excepcional, apreciada en los cinco continentes.
  

Al servirla, se puede observar la apariencia original de la rubia más antigua del mundo, su color es dorado y cristalino con irisaciones amarillas y acompañada de una espuma blanca y de medio cuerpo. Desprende un aroma floral como resultado del uso de los lúpulos Saaz, una variedad noble del lúpulo que al probarla resalta todavía más el efecto nasal que percibíamos a distancia. Su entrada en boca es muy limpia y ligera, no se podía esperar menos de la madre de las Lagers, para continuar con un paso medio inundado de dulce malta, lo cual es debido al uso de una maceración de decocción en su proceso de producción. Finaliza con un matiz amargo que no perdura, debido al agua suave que se usa en la cervecería, por lo que es bastante liviana al tomarla. En vaso de pinta ancho y a una temperatura entre 5 y 7 grados no pierde ninguna de sus propiedades.


Esta Pilsner es considerada “la cerveza que inventó las cervezas”; así lo indica su nombre "Urquell" ("fuente originaria")
También podemos encontrarla en formato clásico de lata.


Podéis ver en su página de Facebook los lugares donde encontrarla.

Ya solo me queda mostraros la botella de 1 litro, que celebrando su 172 años, han hecho una edición limitada,  que nos regalaron a todos los asistentes al evento.


Lugar: Pilsen (República Checa)
Familia: Pilsen
Alcohol: 4,4 %

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Espero tus sugerencias

Blogging tips